seguros de Hogar baratos

Calcula y compara precios entre los mejores seguros de Hogar



Comparar seguros de Hogar

seguros de Hogar del mercado español

Listado de las mejores compañías de seguros Hogar



Es fácil comparar precios de seguros de hogar baratos con CalculaTuSeguro. Simplemente completa nuestro formulario y podrás comparar las mejores ofertas de las principales aseguradoras de hogar.

Seguros de hogar, claves para estar bien asegurado

Dentro de toda la gama de seguros (de salud, vida, propiedad, coche...), los de hogar respaldan bienes que se encuentran dentro de la vivienda, la vivienda misma o, incluso, daños a terceros. Los seguros hacen combinaciones de cobertura para el continente (la vivienda) y contenido (los bienes). Pero ¿cómo funciona eso? Queremos explicarte algunos tips sobre la clase de contratos disponibles en el mercado para este tema.

¿Qué son los seguros de hogar?

Seguramente comenzará afectarte el tema de los seguros de hogar, cuando te encuentres ante un propietario que quiera garantizar su propiedad y los bienes dentro de ella o tomes una hipoteca para comprar vivienda. En este segundo caso es obligatorio. Como ya hemos mencionado, el seguro puede garantizar la propia vivienda, los bienes en su interior o los daños a los vecinos (por ejemplo, por un desbordamiento de agua o transmisión de humedad). El objetivo de los usuarios, al realizar este tipo de contratos, es respaldar su propiedad y evitar asumir costes elevados por una repentina necesidad de reparación.

Para revisar con lupa

Antes de conocer todos los detalles y el contexto, ya puedes anticipar los aspectos más importantes que debes examinar al contratar un seguro para tu vivienda. Es imprescindible que leas con atención el contrato y te fijes en algunos temas importantes.

Tips sobre los seguros de hogar

1. Uso de la vivienda: seguramente debes informar acerca de quién la habitará: ¿el propietario, los inquilinos o qué tal animales o, incluso, animales de razas peligrosas? 2. Qué incluye la póliza: accidentes, como incendios, inundaciones, daños eléctricos o hasta impactos de vehículos. Ciertamente no todos los inmuebles necesitan protegerse contra todo tipo de riesgos. Por eso, debes encontrar el producto que más te convenga. También puede haber protección contra catástrofes naturales. Dentro de este aspecto, debes saber si se requiere que reportes joyas o artículos de lujo, como protección contra hurtos y robos. Puedes indagar también por la respuesta que dará la empresa a los daños en los electrodomésticos, aparatos y equipos, así como por problemas de averías en tuberías, por ejemplo. 3. Dónde quedan los vecinos. ¿Vives en una casa aislada o comunidad? Es un dato importante a la hora de saber si requieres cubrir también daños a los vecinos.

¿Cómo funcionan los seguros de hogar?

Se produce una incidencia en tu hogar. ¿Cuánto costará asumirla? Cuando cuentas con un seguro y antes de contratarlo, debes revisar qué cobertura tiene. Los multirriesgos pueden asegurar la propiedad misma (frente a accidentes y afectaciones de la naturaleza o estructurales), los bienes (como los electrodomésticos), las posesiones (joyas, por ejemplo) y los mencionados daños a terceros. Piensa en el caso de un incendio en la propiedad. ¿Cuánto tendrías que gastar, si se produce una explosión en tu hogar? ¿Y qué tal si no se trata de fuego, explosiones y humo; sino de lo contrario: agua, tuberías y humedad? Nos referimos desde una tubería rota hasta un grifo abierto accidentalmente por tiempo prolongado, pasando por los daños por nieve o una inundación por lluvia. Además, la electricidad es otra presencia inevitable. ¿Cómo asumo un cortocircuito, una subida de tensión y sus consecuentes daños a equipos y aparatos eléctricos? Por su parte, las asistencias dependen del seguro que contrates y pueden incluir desde la jurídica y médica hasta la relacionada con los problemas informáticos. También pueden contemplarse reparaciones de electrodomésticos y equipos de calefacción. Es común que las empresas de seguros trabajen con profesionales (fontaneros, electricistas y otros) de su plantilla o confianza en lugar de pagar los honorarios de profesionales contratados por el propietario o usuario de la vivienda. Pero, si el problema sobrepasa la cobertura del seguro, el profesional puede realizar un cobro adicional. Los casos graves pueden requerir la intervención de un perito. Desde otra perspectiva, puedes preguntarte cómo afrontar económicamente un robo o hurto en tu sitio más vulnerable: el hogar. Y, para tener el panorama completo, cuando hablamos de riesgos, también existe la responsabilidad civil por daños a terceros y hasta por los ocasionados por un animal de compañía. Finalmente, los seguros de hogar también pueden protegerte por impagos o vandalismo de un inquilino, como defensa jurídica por disputas en los contratos de alquiler. Como verás, se trata de un panorama complejo y amplio. Sobre todo, si tienes en cuenta que en el mercado español operan alrededor de 240 aseguradoras (datos de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones al cierre de 2015) y 87.000 mediadores de seguros.

¿Y qué tal el sector de hogar?

La dirección del sector agrupa las empresas que ofrecen seguros de hogar (sociedades anónimas, mutuas, mutualidades...) en la categoría multirriesgos, que comprende también comercios, industrias, comunidades y otras. El despacho registra 73 operadores en este ramo al cierre de 2015, pero 15 entidades concentran el 80 % del mercado y los seguros de vivienda centralizan 55 % de los contratos multirriesgos. Así que, cuando decidas hacer el contrato, debes buscar las mejores herramientas para comparar seguros de hogar.

¿Qué ofrece el mercado asegurador español para el hogar?

Ahora que tienes una idea general sobre por qué necesitarías un seguro de hogar y dónde debes buscar, puedes leer las pólizas con más detalle. Las principales aseguradoras te ofrecen coberturas como: asistencia completa en el hogar, inhabitabilidad, daños en equipo informático, traslados o mudanzas o todo riesgo. Los planes abarcan factores como la ubicación, el tipo y el precio de la vivienda; la clase de habitantes (propietarios o inquilinos); y la ubicación en la edificación (si es una casa, en qué piso se encuentra o si está adosada a otra construcción). Puede que te atraiga la idea de contratar una protección total. Pero, seguramente, a la hora de comparar tu presupuesto y tus verdaderas necesidades podrás encontrar un producto que te proteja y se adapte también a tus posibilidades económicas.

Protección multinivel

Si revisas las pólizas que ofrecen algunas de las principales aseguradoras españolas, podrás encontrar distintos niveles de protección. Queremos describirte a continuación cómo es el panorama que, en líneas generales, te encontrarás: - Cobertura básica. Protege en casos de robos, incendios, daños o responsabilidad civil y algunos otros aspectos. - Cobertura intermedia. A este nivel sí suele estar garantizada la responsabilidad civil. Además de incendio, se contemplan daños por agua, estéticos, asistencia en el hogar y viajes. Puede incluir joyas y defensa jurídica. Incluso, pueden contratarse complementos para daños eléctricos, cambio de cerraduras por robos o llaves perdidas. En la cocina, pueden respaldarse desde la vitrocerámica hasta los alimentos refrigerados. - Cobertura total. Suma a la categoría anterior accidentes que afecten a todos los bienes asegurados. - Cobertura premium. Alcanza los límites máximos en seguros para la vivienda y los bienes. Recuerda que, aunque no existe un estándar para las pólizas, puedes usar estas referencias como orientación.

Y también para los equipos informáticos

Entre las incorporaciones a los seguros de hogar, se encuentran las protecciones para equipos informáticos incluidas en algunas pólizas o que pueden contratarse adicionalmente. El servicio puede partir con garantías sobre los equipos y hasta con asesoramiento respecto al software o ante problemas de conexión a Internet, entre otros. Los dispositivos respaldados no serán solo ordenadores, sino también DVDBlue Ray, cámaras de vídeo o fotos, móviles y tablets. Yl servicio puede contemplar asistencia remota (por chat o teléfono) o presencial. Además, te conviene saber que puedes contar con detalles como la recuperación de datos tras accidentes (incendios, inundaciones y otros). Y ahora que conoces todos esos detalles, puedes hacer una mejor comparación de los seguros para hogar considerando no solo su precio, sino también los aspectos que respaldan.

Responsabilidad civil

Te recomendamos también leer con atención las previsiones de la póliza respecto a las responsabilidades ante terceros. Piensa, por ejemplo, el coste de reparar un daño en tu vivienda que afecte al vecino: una filtración o la humedad. Y presta atención, ya que, si sucede el caso contrario, que un daño en una propiedad vecina afecte la tuya, él (y no tu seguro) debe asumir los costes. Esas previsiones pueden cubrir un accidente en un juego de niños o una lesión causada por un animal doméstico. Una cobertura sobre “daños directos” puede respaldar mobiliarios de terceros afectados por un percance sufrido en tu hogar. En cualquier caso, además del contrato entre el propietario y asegurador, es normal que un perito evalúe las situaciones para determinar el alcance de los daños y la pertinencia de la reparación y cuantifique la respuesta de la empresa. Has de valorar que una inversión que ronda los 300 euros al año puede ayudarte a prevenir gastos imprevistos. Ten en cuenta que una prima mayor puede implicar una ampliación de la cobertura a más aspectos y montos más elevados.



Guías sobre seguros de Hogar



Noticias sobre seguros de Hogar

Te ponemos al día de las mejores ofertas, novedades, ...