Te llamamos gratis

Seguros de hogar para vivienda en despoblado

Las viviendas en despoblado suponen un riesgo especial para las compañías de seguros.  Específicamente se considera vivienda en despoblado, aquélla que se encuentra en un espacio natural y a cierta distancia del núcleo urbano más próximo, que varía según las compañías de seguros: algunas exigen 1 Km., otras sólo 500 metros.

Factores de riesgo que aumentan el valor de la póliza

Las compañías de seguros realizan una cuidadosa evaluación del cliente antes de ofrecerle un producto, para determinar los factores de riesgo.

En este sentido analizan datos fundamentales como conocer el uso de la vivienda y dónde se encuentra, para luego analizar el tipo de construcción, bienes y medidas de seguridad de la vivienda.

Si la idea es asegurar una vivienda en despoblado, es importante suministrar datos precisos, para no correr el riesgo de asegurar por debajo del valor y encontrarse con alguna desagradable sorpresa en el caso de un siniestro. 

Las viviendas en despoblado son una de las de mayor riesgo para las aseguradoras por el riesgo de robo; en algunos casos ni siquiera las aseguran o establecen menores distancias a los núcleos urbanos. Este factor es uno de los que más encarece la póliza.  También influyen las condiciones climáticas y la calificación de la zona y la vivienda como seguras o inseguras.

Características de las viviendas en despoblado que encarecen la póliza

Como si fuera poco para encarecer la póliza que la vivienda se encuentre en despoblado… hay otros factores que pueden hacer aún más costoso el seguro, dadas las características de estas viviendas:

  • Tipo de calefacción: si tiene hogar a leña, el costo es mayor por el riesgo de incendio.
  • Alarma y rejas: puede ser que la compañía solicite su instalación para poder asegurar la vivienda.
  • Ubicación de la vivienda: si está en una zona calificada como no habitable por el Ayuntamiento, la compañía puede no brindar el seguro.
  • Animales: el seguro se encarece, por el riesgo hacia terceros, si la vivienda está custodiada por ejemplo por perros de razas agresivas.

Evaluar pro y contras

Es cierto que un seguro de hogar en despoblado puede ser bastante más costoso que un seguro similar en la ciudad o en una comunidad.

Sin embargo, se deben poner todos los gastos en la balanza ya que si la idea es mudarse a una vivienda en despoblado, se deben haber evaluado ya sus pro y sus contra.  En favor de esta decisión podemos decir:

  • Los alquileres son mucho más económicos;
  • Se alcanzará un estilo de vida y tranquilidad incomparables;
  • La mayoría de los ayuntamientos en los que hay viviendas en despoblado ofrecen beneficios a quienes deseen residir en ellas, en el marco de las políticas de repoblación y recuperación de pueblos en estado de abandono. Por ejemplo ayudas para el pago de alquiler o compra para personas jóvenes, que se incluirán en el próximo Plan Estatal de Vivienda.

Según se informó, las zonas más despobladas son Galicia, Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura, con una densidad poblacional de menos de 30 habitantes por kilómetro cuadrado, unas 3,5 veces menos que la media nacional.

Volver