seguros de Salud baratos

Calcula y compara precios entre los mejores seguros de Salud



Comparar seguros de Salud

seguros de Salud del mercado español

Listado de las mejores compañías de seguros Salud



Es fácil comparar precios de seguros de salud baratos con CalculaTuSeguro. Simplemente completa nuestro formulario y podrás comparar las mejores ofertas de las principales aseguradoras de salud.

Seguros de salud, claves para estar bien asegurado

De acuerdo con la Constitución Española de 1978, todos los ciudadanos tienen derecho a la protección de la salud y la atención sanitaria de todos los ciudadanos, en base a los principios de financiación pública, universalidad y gratuidad de los servicios sanitarios en el momento del uso.

Además, las comunidades autónomas han organizado sus propios servicios de salud, ampliando la cobertura del Sistema Nacional de Salud e incluyendo servicios como atención de la salud mental o farmacias.

Sin embargo, muchas personas, debido a la falta de recursos del sistema público de salud o por conceder mayor importancia a su bienestar y cuidado personal, optan por servicios de salud de carácter privado.

A pesar de que el sistema público de salud en España es considerado uno de los mejores de Europa, este sector está tomando cada vez mayor preponderancia: según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, de cada 10 hospitales 4 son públicos y 6 son privados. 

La forma de acceder a los servicios de salud privados es mediante la contratación de un seguro de salud.  Este seguro puede admitir tres modalidades:  asistencia sanitaria, reembolso o subsidio.  Es interesante analizar cada una de éstas, para poder elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto. 

Pero no es el único factor a tener en cuenta: muchas entidades que prestan seguros de salud, aunque son consideradas privadas, pertenecen al campo de la economía social como las cooperativas y mutuales.  En éstas, al no existir la finalidad de lucro, hay una considerable reducción de los costos. 

Es que, aunque el perfil clásico del usuario de seguros de salud es el de una persona de poder adquisitivo medio a alto, gracias a este tipo de entidades prácticamente cualquier persona puede acceder a seguros de salud.

Modalidades de seguros de salud

  • Asistencia sanitaria
  • Reembolso
  • Subsidio
Veámoslos más detalladamente.

Seguros de asistencia sanitaria: son los más extendidos.  Proporcionan asistencia médica, hospitalaria y quirúrgica mediante una red de centros asistenciales, clínicas y hospitales propios o de otras entidades, incluso del sector público, con los que haya firmado convenios de servicios.  Según ICEA https://www.icea.es/es-ES/conoce-icea/conocer-icea , primera asociación de entidades de seguros constituida en España y líder en estadísticas y estudios del sector seguros, el 86% de las pólizas de seguros de salud son de este tipo.  No cubren el pago de prestaciones sino que ofrecen la cobertura médica y de internación mediante entidades adheridas y sólo asumen el pago de gastos en casos muy concretos.  Este tipo de seguro a su vez reconoce tres modalidades: seguros individuales, familiares y de grupo, en función de la cantidad de asegurados.

Pólizas de reembolso: Permiten al asegurado elegir el médico y la institución; el asegurado abona los servicios que haya utilizado y la compañía luego le reintegra los gastos.  Este tipo de producto está dirigido a coberturas especiales.  Son los más costosos.

Seguros de subsidios: Este tipo de póliza ofrece una indemnización económica al asegurado.  Es especialmente utilizado por trabajadores autónomos para cubrir parte de los ingresos que dejan de percibir en caso de enfermedad. 

Ventajas de los seguros de salud

Entre las ventajas, debemos mencionar:

  • Acceder directamente al especialista, sin necesidad de listas de espera.
  • Libre elección del médico y centro de salud dentro de la cartilla ofrecida por la aseguradora.
  • Menor tiempo de espera para los resultados de pruebas médicas y su envío por correo electrónico o mensajería móvil.
  • Prestaciones adicionales como telemedicina, asistencia a domicilio, segunda opinión, centros de atención telefónica y médico las 24 horas.
  • Hotelería asistencial de calidad, como habitaciones privadas, cama y comida para el acompañante.
  • Ofertas y descuentos para nuevos clientes y planes especiales para clientes con antigüedad.
  • Los profesionales por cuenta propia pueden deducir el gasto en seguros de salud de sus liquidaciones de impuestos aunque con ciertos límites.
  • Los empresarios pueden deducir la totalidad del gasto social en las pólizas de salud de sus empleados.
Sin embargo hay que tener en cuenta:

  • “Período de carencia” del cliente para acceder a servicios más complejos, es decir, un tiempo de espera desde la contratación del seguro hasta poder utilizar todos los servicios.
  • Muchas compañías no aceptan asegurar personas con enfermedades preexistentes o mujeres embarazadas u ofrecen una cobertura muy limitada, especialmente en el caso de cáncer o sida.
  • En las personas mayores de 65 años o al cumplir los 65 años estando asegurados, las pólizas se incrementan entre un 75 a un 100%.
  • La política de cancelación puede implicar costos adicionales o tiempos de antelación.
Nuestros consejos

Las organizaciones de defensa de los derechos de usuarios y consumidores informan que una de las principales quejas de los asegurados es la falta de información o información insuficiente por parte de las compañías, acerca de los servicios que ofrecen y qué cubre realmente el seguro… ¡para enterarse que no estaban cubiertos cuando sufren el trastorno!

Según un estudio de la prestigiosa revista Consumer http://www.consumer.es/web/es/salud/atencion_sanitaria/2006/04/21/151171.php?page=3  , los precios se ajustan básicamente a tres variables: edad y sexo del asegurado, y provincia en la que reside. 

  • Sexo:  Las pólizas para mujeres en edad fértil son más costosas que las de los varones, y a partir de los 60 años de edad son más costosas para los varones que para las mujeres.
  • Edad: los seguros son más caros para las personas mayores que para las más jóvenes.
  • Lugar de residencia:  Algunas compañías no hacen diferencias en cuanto al sexo de sus asegurados pero sí aplican diferentes cálculos según el lugar de residencia, ya que los costos laborales de los profesionales o los avances tecnológicos disponibles no son los mismos.
Para seleccionar la póliza adecuada, te recomendamos valorar realmente tus necesidades y presupuesto, analizando las coberturas y servicios que ofrecen. 

En primer lugar, comparar.  Actualmente se dispone de muchas herramientas en Internet que permiten comparar precios y coberturas.   No es una tarea sencilla pero te ahorrarás no sólo dinero sino también sinsabores.  Aunque las políticas de precios de las distintas compañías puedan tener similitudes, la posibilidad de ofrecer servicios especializados hace que difícilmente una póliza sea igual a otra, lo que hace difícil la comparación.

En segundo lugar, leer atentamente el contrato antes de firmarlo, inclusive la letra pequeña.  Si es posible, llevar el contrato a casa y leerlo con tranquilidad para estar seguros de qué es lo que cubre y qué no.  Por ejemplo, en general los seguros de salud no cubren tratamientos como fertilización asistida, trasplantes o cirugías estéticas.
Si tienes dudas, comienza por contratar un seguro médico básico.  Es la opción más económica y útil, permite contar con atención personalizada y comodidad combinada con los servicios del sistema público en casos de hospitalización.



Noticias sobre seguros de Salud

Te ponemos al día de las mejores ofertas, novedades, ...