Te llamamos gratis

Seguros de hogar para segunda vivienda

¿Formas parte del afortunado 23% de los españoles propietario de una segunda vivienda, o del 10% que está pensando en adquirirla? Entonces te interesará saber que estas viviendas, ubicadas mayormente en la costa aunque también en zonas rurales o, cada vez más, en ciudades del interior, están expuestas a riesgos diferentes que la vivienda en la que resides habitualmente y por lo tanto los seguros a contratar también lo son.

Qué seguros contratar para la segunda vivienda

Para comenzar, es interesante saber que se considera segunda vivienda, segunda residencia o vivienda de temporada, aquélla que permanece más de tres meses al año desocupada.  Este tiempo se computa en forma global, ya que puedes pasar en ella todos los fines de semana, y sigue siendo una segunda vivienda.

Un seguro de hogar para segunda vivienda, o para cualquier vivienda, no es obligatorio, excepto en el caso de la compra con hipoteca, en la que se exige un seguro de incendio.

En este caso, es importante saber que los créditos hipotecarios para la compra de una segunda vivienda son mucho más costosos que para la primera, ya que los riesgos son mayores y la ejecución de la hipoteca en caso de impago, más difícil de realizar. El motivo es que las segundas viviendas se encuentran en zonas turísticas o rurales donde la demanda es menor.

Dicho esto, volvamos al seguro de hogar para la segunda vivienda.  Para saber qué seguro contratar es importante analizar:

  • Qué uso se le da;
  • Condiciones climáticas;
  • Seguridad del lugar;
  • La cobertura básica debe incluir:
  • Seguro de incendio
  • Daños eléctricos
  • Daños generados por causas climatológicas
  • Daños por agua
  • Seguro contra robos y vandalismo, sustitución de cerraduras, cambio de cristales
  • Seguro de reparaciones
  • Responsabilidad civil y defensa jurídica (es mejor prevenir).

Segunda vivienda abandonada

En muchos casos el propietario de una segunda vivienda lo es, en realidad, de una casa en ruinas, en la que no se puede vivir, producto de una herencia o una compra realizada para derribar y luego construir en ese terreno una vivienda nueva.

En este caso conviene analizar cuidadosamente la necesidad de un seguro, no de continente o contenido, sino de responsabilidad civil.

Esto es porque al estar la casa en malas condiciones podría causar daños a viviendas aledañas o terceras personas si por su deterioro sufrieran un derrumbe o desprendimiento.

Nuestras recomendaciones

Recomendamos comenzar por una cobertura básica e ir añadiendo adicionales a medida que se detecta la necesidad;

Contratar el seguro de la segunda vivienda con la misma compañía con la que tenemos asegurada nuestra vivienda habitual; se pueden obtener descuentos y se evita la duplicidad.

Analizar cuidadosamente para evitar la duplicidad con el seguro de comunidad en caso de existir.

Analizar y comparar cuidadosamente; como el seguro de hogar es uno de los más contratados, las compañías de seguros ofrecen una enorme variedad de productos y servicios.   

Por ejemplo el producto MM Segunda Vivienda de Mutua Madrileña ofrece una cobertura principal contra robo en el interior de la vivienda o construcciones anexas (garajes o trasteros), daños materiales por robo y responsabilidad civil. Como coberturas complementarias ofrece indemnización por daños estéticos e inhabitabilidad en el caso de que haya que desalojar temporalmente la vivienda. De manera opcional se puede incorporar protección legal, que incluye asesoramiento jurídico telefónico y reclamación de daños personales y/o materiales.  

Volver