seguros de Decesos baratos

Calcula y compara precios entre los mejores seguros de Decesos



Comparar seguros de Decesos

seguros de Decesos del mercado español

Listado de las mejores compañías de seguros Decesos



Es fácil comparar precios de seguros de decesos baratos con CalculaTuSeguro. Simplemente completa nuestro formulario y podrás comparar las mejores ofertas de las principales aseguradoras de decesos.

Seguros de decesos, claves para estar bien asegurado

Los seguros de deceso tienen la finalidad de ayudar a la familia a afrontar los gastos de sepelio en caso de fallecimiento del asegurado.  Desde este punto de vista, es similar a los seguros de asistencia sanitaria o dependencia: un seguro indemnizatorio.   

Los gastos de un sepelio

Según la revista Consumer, el 70% de los sepelios en España son pagados a través de un seguro de deceso.  Es decir que… muchas personas consideran conveniente hacerlo.  Es que los costes de un sepelio pueden llegar a ser bastante altos, además de que hay que realizar una serie de trámites y gestiones a partir de un fallecimiento, que no siempre la familia está en condiciones de afrontar.

La motivación para contratar un seguro de deceso es, precisamente, aliviar en parte a los familiares el impacto económico y anímico de un fallecimiento.

No es para menos.  Una sencilla búsqueda en Internet nos permite descubrir que un sepelio cuesta entre 900 y 3.000 euros pero puede superar esta suma, y aunque la familia quisiera limitar los gastos al máximo, hay erogaciones inevitables a las que se debe hacer frente.  Una investigación de la revista Consumer comparó los precios de 100 funerarias en 18 provincias.  Encontró que las variaciones en el precio del sepelio son tan grandes no solamente entre compañías sino entre localidades debido a las tasas municipales, que resulta muy difícil la comparación aún dentro de las mismas prestaciones.

Si la idea es contratar un seguro de deceso, es importante saber cuáles son los gastos obligatorios y los optativos para calcular la prima y cuotas del seguro aunque como veremos más adelante, no son los únicos elementos a evaluar.

Y si bien normalmente las cuotas son pequeñas y de hecho, la posesión de un seguro de deceso es prácticamente una tradición familiar en España donde este tipo de seguro existe desde hace más de un siglo, el mercado del seguro ha cambiado mucho y hoy en día las compañías pueden ofrecer opciones que incluyen el seguro de sepelio o deceso dentro de otras pólizas como seguros de vida, hipotecas o pago de deudas.

Qué cubren los seguros de deceso

Para comenzar, digamos que el seguro de deceso cubre básicamente los servicios fúnebres pactados en la póliza hasta la suma asegurada.  Si la familia desea otro tipo de servicios, o la suma pactada no asegura el costo del servicio, los familiares deben hacerse cargo de la diferencia.  Por lo contrario, si la suma asegurada excede los gastos del servicio funerario, el excedente debe ser devuelto por la compañía de seguros aunque no todas las pólizas prevén esta circunstancia.

Para hacer efectivo el servicio asegurado, los familiares deben comprobar la existencia de la póliza, su pago vigente, y demostrar el fallecimiento del tomador mediante el correspondiente certificado de defunción.

A partir de esa prestación básica pueden contratarse otras adicionales como los trámites y gestiones relacionados con un fallecimiento, como inscripción del deceso en el Registro Civil, tramitaciones ante el Ayuntamiento, gestión de pensiones u otras previsiones que haya tomado el asegurado y hasta apoyo familiar y emocional. Y, los más sofisticados pueden incluir conservación del ADN y criopreservación de células madre. 

Los gastos obligatorios de un sepelio sencillo son:

  • Gastos de administración, tasas y certificados oficiales;
  • Traslado de los restos desde el lugar de fallecimiento hasta el tanatorio y luego al cementerio; 
  • Ataúd; 
  • Disposición de los restos: incineración, nicho o tierra.
Los gastos adicionales incluyen desde la calidad del ataúd hasta gastos de velatorio y coches adicionales para el traslado de familiares.

Datos a evaluar para contratar un seguro de deceso

Si bien como decíamos al comienzo, los seguros de decesos son una tradición que se transmite de generación en generación y hasta con la misma compañía de seguros de toda la vida, actualmente la oferta se ha diversificado. 

Además, en tiempos de crisis, cuando se debe ahorrar cada centavo, es necesario evaluar cuidadosamente la necesidad de un seguro de deceso siempre teniendo que hay factores que escapan a toda previsibilidad como accidentes o catástrofes.

Pese a que muchos seguros de hogar y seguros de vida incluyen la prestación del servicio de sepelio, el mercado de pólizas de seguros de deceso va en aumento; según datos de ICEA en el año 2017 la contratación de este tipo de seguros aumentó un 4% respecto del año anterior. 

Las tendencias marcan que los usuarios prefieren el pago de primas niveladas (73,5% de las pólizas) y mixtas.  También, que dentro de las prestaciones complementarias la más solicitada es la de asistencia.

Analicemos estos factores.

  • La prima nivelada o constante  implica un pago periódico durante toda la vida, independientemente de la edad.  El monto de esta cuota está en relación directa con la edad al momento de contratar la póliza; las personas más jóvenes abonan pólizas más bajas que las de mayor edad. 
  • La modalidad mixta combina la modalidad nivelada con la natural, en la cual la prima aumenta a medida que aumenta la edad.  En la modalidad mixta sucede esto pero a partir de cierta edad la cuota se mantiene constante.  Esta edad puede ser entre 60 a 75 años según las ofertas de las compañías y la nivelación se produce cada año. 

En cuanto a la prestación de asistencia, el abanico de posibilidades es amplísimo y según nuestra revisión de las posibilidades que ofrecen las distintas compañías, puede incluir:

  • Asistencia familiar: gestiones necesarias, atención personalizada a la familia, trámites, cobertura, procedimientos a seguir para la tramitación y obtención de documentos oficiales;
  • Asistencia jurídica: orientación y trámites relativos a sucesiones, pensiones u otros trámites.  Se trata de un servicio de asesoramiento, no incluye tramitaciones.  
  • Asistencia en viaje: cubre los gastos si el fallecimiento ocurre durante un viaje, puede incluir el traslado de restos y acompañamiento de los mismos si fuera necesario y retorno de hijos menores de 15 años.  
Nuestros consejos

Compara no solamente la cobertura y precios de las compañías de seguros, sino los valores de los sepelios pues las variaciones entre  las cotizaciones de las empresas de servicios fúnebres son enormes.

Analiza otros seguros que tengas contratados, como seguros de vida amplios, hipotecas o seguros de hogar, pues es muy probable que incluyan el servicio de sepelios.

Asegúrate acerca de todas las cláusulas del seguro de decesos, como revalorizaciones, prestaciones contratadas obligatorias y opcionales, posibilidad de elegir la compañía de servicios fúnebres, calidad de los servicios entre otras.

Si contratas un seguro de decesos, informa a tus familiares y conserva la póliza y el último recibo de pago realizado.