seguros de Vida baratos

Calcula y compara precios entre los mejores seguros de Vida



Comparar seguros de Vida

seguros de Vida del mercado español

Listado de las mejores compañías de seguros Vida



Es fácil comparar precios de seguros de vida baratos con CalculaTuSeguro. Simplemente completa nuestro formulario y podrás comparar las mejores ofertas de las principales aseguradoras de vida.

Seguros de vida, claves para estar bien asegurado

El objetivo del seguro de vida es garantizar a los asegurados la cobertura de sus necesidades económicas ante un posible desequilibrio causado por su fallecimiento.  En realidad, aunque no de cada cuatro españoles ha contratado un seguro de vida, muchas veces no se cobran debido al desconocimiento de su existencia por parte de los beneficiarios. De hecho, según una investigación de la revista Consumer Eroski http://www.consumer.es/web/es/economia_domestica/finanzas/2003/09/25/66038.php la mayoría ni siquiera logra ejercer su derecho a una reclamación ya que las compañías no tienen obligación de informar a los familiares la existencia del seguro.

Características de los seguros de vida

Los seguros de vida parten de la base de que el titular paga una cuota que da derecho a los beneficiarios a reclamar una indemnización en caso de fallecimiento o invalidez.

Y si bien cada compañía ofrece diversas opciones, en general el precio se establece en función de la salud y edad del titular, y el tipo de prima, que puede ser nivelada o de renovación anual.  Es importante informarse para dar con el seguro adecuado y no gastar de más. 

Además, hay distintos tipos de seguros de vida según el momento en que se realiza el pago a los beneficiarios:

  • Seguro de vida entera: se paga inmediatamente después de la muerte del contratante del seguro;
  • Seguro temporal: es un tipo de seguro que establece una duración del contrato.  Si el contratante fallece antes del plazo convenido los beneficiarios cobran el seguro.  En cambio el contrato queda cancelado si el contratante no fallece antes de la finalización.
  • Seguro de amortización: Es el tipo de seguro que se recomienda a las personas que tienen deudas a largo plazo.  La aseguradora se compromete a pagar cuotas de deuda hasta finalizar el plazo establecido en el seguro.
  • Seguro mixto: del mismo tipo que el seguro temporal, pero garantiza que los beneficiarios siempre van a cobrar el seguro.
  • Seguros de supervivencia: establece quién o quiénes son los beneficiarios, que deben estar vivos al momento del cobro del seguro, y el contrato se anula si el beneficiario fallece antes.
Qué evalúan las compañías

Como decíamos anteriormente, los dos factores principales a evaluar por parte de las compañías son la edad y el estado de salud.  Sin embargo, no son los únicos.

Para comenzar, la compañía aseguradora realiza una evaluación del estado de salud del contratante, ya sea mediante un cuestionario o solicitando estudios o análisis.  De hecho esta evaluación se realiza previamente a la contratación, ya que las condiciones del seguro se establecerán en función del informe médico. 

Muchos clientes creen que por abonar una prima alta luego obtendrán una mejor suma para los beneficiarios, sin embargo, esta cifra es condicionada por la edad del tomador del seguro, pues al llegar a los 65 ó 70 años de edad, las compañías en muchos casos ni siquiera renuevan la póliza.

Otros factores que analizan las compañías de seguros son:

  • Grupo familiar del tomador del seguro: se analiza si tienen alguna fuente de ingresos o el seguro de vida será su único recurso hasta encontrar otra forma de sustento.
  • Existencia de deudas o hipotecas.
  • Condiciones de trabajo: las personas con actividades peligrosas representan un riesgo mayor para las compañías.
  • Estilo de vida: las personas fumadoras deben pagar más por un seguro de vida, lo mismo que quienes tienen exceso de peso o estilos de vida poco saludables.
Cómo calcular, cómo cobrar

Al momento de calcular el seguro de vida, se deben tomar en cuenta varios elementos.  Por ejemplo las compañías evalúan cuánto tardaría el cónyuge superviviente en encontrar una fuente de ingresos, ya sea un empleo o una renta; cuántos años necesitarían los hijos hasta independizarse económicamente, o cuánto dinero necesitarían los familiares para ocuparse de los niños en caso de que quedaran huérfanos. 

Básicamente, el seguro de vida debería reemplazar el ingreso del contratante del seguro al menos durante los primeros años después de su fallecimiento.

Además, dentro del cálculo debe considerarse el tipo de prima.  Las primas pueden ser:

  • Niveladas, que consisten en una base que no varía durante la duración de la póliza, la cual caduca cuando el contratante llega a los 65 o 70 años de edad;
  • De renovación anual: que aumenta todos los años a medida que aumenta la edad del contratante.  Estas pólizas como no tienen en cuenta el envejecimiento son más costosas al comienzo.
Cuando llega el momento de cobrar el seguro de vida puede ocurrir que la compañía solicite un certificado médico donde conste la causa de la muerte del contratante del seguro, para constatar que no había alguna enfermedad que el cliente hubiese ocultado.

Además se pueden presentar dos modalidades de cobro: la entrega del capital para su administración por parte de la familia, o una fórmula que asegure ingresos periódicos.

No se debe olvidar que este tipo de beneficios está sujeto al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, por lo que se debe consultar con especialistas ya que el monto a pagar por el impuesto puede diferir y hasta compensarse por tratarse de un seguro de vida.

Nuestros consejos

Si la idea es contratar un seguro de vida, te recomendamos en primer lugar comparar precios y servicios.  En punto a los seguros de vida realmente hay muchas variaciones y debes analizar cuidadosamente tu situación actual, perspectivas y necesidades de la familia para dar con el seguro que realmente se adapta a tus necesidades y presupuesto.

Como siempre lo recomendamos desde calculatuseguro.com, lee atentamente el contrato, inclusive la letra pequeña.

Consulta con tu familia; hablar de seguros de vida es, sin duda, un tema espinoso, porque evoca momentos futuros difíciles para la familia.  Pero si piensas en contratar un seguro de vida es porque realmente existe la necesidad, y si bien ningún seguro podrá llenar el vacío que deja la partida de un ser querido, al menos el dinero ayudará a hacer menos amargos esos primeros tiempos al aportar cierta tranquilidad económica a  los beneficiarios. 

Por otra parte, no olvides informar adecuadamente a tus familiares acerca de la compañía en la que has contratado el seguro. No sería la primera vez que un grupo beneficiario  pierde la oportunidad de cobrar el seguro… ¡simplemente por no saber cuál era la compañía aseguradora!



Noticias sobre seguros de Vida

Te ponemos al día de las mejores ofertas, novedades, ...