Te llamamos gratis

Seguros de hogar para propietarios

¿Eres propietario? Entonces déjanos decirte que no deberías esperar a que se produzca algún evento desafortunado para recordarte que es necesario contar con un seguro de hogar.  Si bien este tipo de seguros es obligatorio sólo en el caso de haber adquirido la vivienda mediante un crédito hipotecario, hay otras situaciones que lo convierten en un seguro imprescindible.  Además, en el caso de las comunidades, es importante evitar la duplicidad de coberturas.

Coberturas del seguro de hogar

Repasemos rápidamente lo que ya hemos aprendido sobre el seguro de hogar. Continente y contenido en los Seguros de Hogar

Componentes: básicamente son tres elementos: continente, contenido y responsabilidad civil.

Responsabilidad civil: cubre los daños materiales y personales que la vivienda pudiera causar a terceros o daños en otra propiedad por deficiencias de la nuestra como una gotera. 

Contenido: todos los bienes que se encuentran dentro de la vivienda y que son propiedad del asegurado o las personas con las que convive.  No cubre dinero en efectivo, metales preciosos, piedras preciosas no engarzadas, títulos y acciones u otros valores.

Continente: toda la estructura de la casa, sus instalaciones, superficies construidas fuera de la vivienda y las de uso privado o exclusivo dentro de un mismo edificio.

Coberturas: hay una cobertura básica y adicionales.  Los valores varían según lo que se desee asegurar y los riesgos que se asuman.  Se calculan en base a la superficie y bienes a asegurar. 

¿Eres candidato a un seguro de hogar?

Para saber si realmente necesitas un seguro de hogar y de qué características, vale la pena analizar tu situación como propietario, ya que se pueden presentar muchos casos diferentes.

Comprador con hipoteca: es obligatoria la cobertura de incendio que cubra el continente, es decir, la estructura de la vivienda.

Propietario de una vivienda en la que habitas: es el caso emblemático.  Contratar un seguro de hogar es muy necesario, especialmente si vives solo o no tienes mucho tiempo como para dedicarte a la reparación de desperfectos.

Propietario de una segunda vivienda que alquilas: Es necesario contratar un seguro de hogar para propietarios,  que cubra el continente y el contenido si es de tu propiedad (como muebles o enseres).  En estos casos es recomendable contratar también un seguro de alquiler para casos de impago. Si alquilas la vivienda mediante plataformas colaborativas (ya son más de 187.000 viviendas en España con esta modalidad) es importante saber qué seguros ofrece la plataforma.

Propietario de una vivienda en comunidad: Conviene analizar los seguros para evitar la duplicidad entre el seguro de comunidad y el de hogar, aunque hay riesgos que cubre cada uno de estos seguros de manera exclusiva.  Además, algunos seguros de comunidad sólo cuentan con la cobertura básica o, peor aún, incurren en el llamado “infraseguro”, es decir que en caso de siniestro recibirás una indemnización menor a la que te correspondería.

Como siempre, nuestro consejo es: analizar y comparar, leer atentamente la letra pequeña y no firmar la póliza hasta no estar completamente seguro de lo que se está contratando.  Como bien lo recuerda la prestigiosa OCU,  reclamar después de haber firmado es difícil y no muchas aseguradoras atienden todos los reclamos.

Volver