seguros de Negocio baratos

Calcula y compara precios entre los mejores seguros de Negocio



Comparar seguros de Negocio

seguros de Negocio del mercado español

Listado de las mejores compañías de seguros Negocio



Es fácil comparar precios de seguros de negocio baratos con CalculaTuSeguro. Simplemente completa nuestro formulario y podrás comparar las mejores ofertas de las principales aseguradoras de negocio.

Seguros de negocio, claves para estar bien asegurado

La actividad empresarial está sometida a riesgos propios del negocio, relacionados con las decisiones empresariales, y riesgos puros o accidentales, independientes de las decisiones, acertadas o no, que haya tomado la conducción. 

Así, hay algunos seguros que las empresas deben contratar obligatoriamente, ya sea en general o según el tipo de actividad o la comunidad autónoma en la que esté radicada la empresa.  

Por ejemplo en varias comunidades autónomas con desarrollo turístico, de acuerdo a la actividad es obligatorio contratar seguros de responsabilidad civil, accidentes o asistencia para actividades relacionadas con el turismo activo.

Toda esta información consta en el Registro de Seguros Obligatorios https://www.consorseguros.es/web/registro-seguros/  creado por ley en España en el año 2015, que se puede consultar en Internet y  a través del cual se lleva a conocimiento del público los seguros que obligatoriamente se deben contratar.
 
Más allá de las particularidades de cada región o actividad, cualquier negocio tiene que contratar obligatoriamente los siguientes seguros:

  • Seguro de responsabilidad civil: por los daños que pueda causar a terceros el desarrollo de la actividad.
  • Seguros para los trabajadores: es fijado por convenio colectivo por actividad para cubrir al trabajador por accidentes de trabajo.  El costo de la prima está vinculado con la indemnización, cantidad de empleados y rama de actividad.
  • Seguros de los vehículos de empresa: este seguro es obligatorio al igual que en los automóviles particulares, se debe contar con seguro de responsabilidad civil y los valores resultan afectados por el sector de actividad y volumen de negocio entre otros factores.  Debe cubrir todo tipo de vehículos, desde coches hasta maquinaria y vehículos industriales.
Además hay otra categoría, la de los seguros complementarios, que si bien no son obligatorios, pueden ser exigidos a ciertas actividades que necesitan una cobertura especial, como por ejemplo:

  • Seguros de responsabilidad medioambiental.
  • Seguro de caución o decenal, obligatorio para empresas y profesionales autónomos que deban presentar avales ante particulares o la Administración Pública como empresas de seguros, agencias de viajes, empresas de construcción o concesionarias de servicios públicos.
  • Seguro contra todo riesgo: cubre al profesional o la empresa de los daños que se puedan sufrir o pueda causar la actividad.
Seguros orientados al negocio

Además de estos seguros obligatorios o complementarios, las empresas pueden contratar una amplia gama de servicios y realmente las compañías aseguradoras ofrecen un abanico de opciones que se adaptan a todos los gustos, necesidades y presupuestos.

El objetivo de los seguros es reducir al mínimo el impacto de sucesos imprevistos como incendios o robos, pero en la actualidad hay otro tipo de pólizas como daños producidos por la tecnología o contingencias por la falta de entrega de materias primas o materiales por parte de los proveedores.

Más allá de las actividades empresariales, hay seguros que cubren específicamente el negocio, es decir, el local en el que se desarrollan las actividades de la empresa.
Desde este punto de vista… hay mucho que asegurar y las empresas de seguros ofrecen una solución para cada problema.

Por ejemplo:

  • Daños a equipos electrónicos.
  • Daños estructurales por explosiones, caídas de rayos, vandalismo, acciones tumultuarias, inundaciones.
  • Rotura de espejos y cristales por accidente o atraco.
  • Daños por pérdidas de agua con búsqueda y reparación de averías.
  • Seguros combinados contra diversos riesgos, con coberturas básicas y otras más especializadas.
  • Pólizas de salud para los empleados que pueden incluir seguros de asistencia sanitaria general y especializada como salud dental.
  • Resguardo de documentación y herramientas.
  • Seguro básico con cobertura de robo, incendio, rotura de mobiliario y fenómenos meteorológicos.
Para calcular el precio de este tipo de seguros se toma en cuenta:

  • El continente, que resulta de multiplicar la superficie por el valor del metro cuadrado, éste en función de la ubicación, tipo de construcción y características.
  • El capital: que es valor del mobiliario, tecnología, herramientas; 
  • Existencias: es el stock de mercaderías o productos, se recomienda valorar de acuerdo a los momentos de mayor existencia.
Novedades en seguros para negocio

El mercado del seguro no deja de evolucionar, y esto es evidente en el caso de seguros de negocio.  La especialización de las compañías de seguros ha llevado a la posibilidad de prácticamente crear coberturas a medida para cada tipo de empresa y actividad.

Las novedades más interesantes se dan no solamente en los bienes y actividades aseguradas sino también en las distintas modalidades, con bonificaciones y descuentos.

Algunas de las opciones que se ofrecen son:

  • Descuentos en las primas por cada año transcurrido sin siniestralidad.
  • Reducción de precio por seguros combinados de comercio y oficina.
  • Pago fraccionado de la prima.
  • Indemnizaciones al valor actual de los bienes afectados, no por el valor asegurado (revalorización y compensación de capitales).
  • Aseguramiento de operaciones a crédito.
  • Reducción de precios por asegurar dos actividades de negocio en una misma oficina.
Nuestras recomendaciones

Ante tanta cantidad y variedad de seguros, es lógico sentirse un poco desorientado.  Para contratar un seguro con total tranquilidad, sigue nuestros consejos:

  • Compara las distintas posibilidades que se ofrecen, utiliza un comparador de seguros y lee atentamente el contrato, incluida la letra pequeña.
  • Analiza qué tipo de seguros necesitarás realmente, pues la oferta puede ser muy tentadora pero estar llena de seguros que no utilizarás nunca.  Por ejemplo si tu negocio está en planta baja, es interesante analizar la posibilidad de un seguro contra inundaciones, algo que no sería necesario si se encuentra en planta alta.  
  • Toma en cuenta los cuatro factores principales o áreas de mayor impacto en la actividad empresarial: riesgos relacionados con los bienes materiales e inmateriales propiedad de la empresa; riesgos en la relación de la empresa con su entorno (medio ambiente, empleados, productos y servicios); riesgos derivados de la gestión, por ejemplo para prevenir impagos, y riesgos derivados de la gestión del personal, como accidentes de trabajo, y protección de los socios que además desempeñan tareas laborales.