Te llamamos gratis

Seguros médicos de reembolso

Los seguros médicos de reembolso son una de las tres modalidades de seguros de salud que puedes encontrar en España.  Según el instituto ICEA, a fines de 2018 había más de 8,5 millones de pólizas de salud emitidas, de las cuales 7,5 millones correspondían a la modalidad asistencia sanitaria, alrededor de 269.000 a la modalidad subsidios, y unas 722.000 a la modalidad reembolso.  Sin embargo, ésta es la que menos ha crecido en el último año.

En qué consisten los seguros médicos de reembolso

Bastante lejos de la modalidad más popular, los seguros de asistencia sanitaria, se encuentran los seguros de reembolso.

Esta modalidad permite a los usuarios acceder a los profesionales y centros de salud de su preferencia, pagando la totalidad de la prestación, y recuperando posteriormente, en forma parcial, los gastos abonados.  La diferencia con el seguro de salud de cuadro médico, es que se puede elegir el médico o centro de atención a vez de seleccionar uno entre los ofrecidos por la aseguradora.

El monto y servicios a reintegrar depende de las condiciones particulares de la póliza; el reintegro puede ser total o parcial.  Si se ha contratado la póliza con una aseguradora que posee cuadro médico, si el usuario opta por uno de sus integrantes el reintegro puede llegar al 100%.

Es importante informarse y comparar, ya que estas condiciones, así como la forma de solicitar el reembolso, varían entre cada compañía e inclusive dentro de cada producto ofrecido por la aseguradora.  

Por ejemplo algunas empresas esperan el envío de la factura original y solicitan completar un formulario, y en muchos casos hay un plazo máximo para solicitar el reintegro, vencido el cual ya no hay derecho a reclamarlo.

Seguro de reembolso o seguro de cuadro médico, ¿cuál conviene?

Para decidir la modalidad del seguro de salud a contratar, hay que tener en cuenta muchas variables y no solamente el precio, y también, o mejor dicho especialmente, las condiciones de copago. En la actualidad, muchas compañías ofrecen productos que combinan las diferentes modalidades del seguro de salud.

Los factores a tener en cuenta son la cantidad de beneficiarios del seguro, sus necesidades de atención médica, edades y preferencias.

Según la prestigiosa revista Consumer, el perfil de este asegurado es un viajero frecuente o alguien que prefiere elegir los profesionales y centros de atención, o personas que necesitan o desean coberturas no convencionales, como el caso de los deportistas.

Sin embargo se deben tener en cuenta las grandes diferencias que hay entre el seguro de reembolso y los seguros de cuadro médico, aún con copago.

No solamente la póliza es de mayor coste, sino que también se imponen otras condiciones como la edad del beneficiario (en el caso de Mapfre, es para personas entre 2 y 65 años; los menores de 2 años deben formar parte de una póliza en la que figuren sus padres).

También hay diferencias en los períodos de carencia, que suelen ser más amplios en los seguros de reembolso: por ejemplo, en el caso de embarazo, varían entre 9 y 12 meses a partir de la fecha de contratación de la póliza.

Volver