Te llamamos gratis

Seguros de salud de cuadro médico

Cuando hablamos de seguros de cuadro médico nos estamos refiriendo a los seguros de asistencia sanitaria, que consisten en la prestación de servicios de atención mediante profesionales y clínicas propios o contratados, o el pago de los gastos ocasionados.  Precisamente dentro de esta última definición entran los seguros de cuadro médico.

Usuarios y servicios

Según el informe Estamos Seguros elaborado por UNESPA, el seguro privado de salud cuenta en España con 11,5 millones de asegurados, de los cuales 9,9 millones se correspondieron con los seguros llamados de prestación de servicios o asistencia sanitaria, y el resto a los seguros de subsidios por enfermedad, como lo explicábamos al comienzo.  A los primeros se deben sumar  4,5 millones de asegurados que han contratado seguros dentales, una opción que va en aumento.

Estos usuarios contratan sus seguros bajo distintas modalidades, como seguro individual, seguros colectivos (empresas) o reembolso, una de las modalidades menos utilizadas.

Qué es y cómo funciona el seguro de cuadro médico

El “cuadro médico” es el conjunto de profesionales que la compañía de seguros ofrece al asegurado; es decir que éste puede elegir el profesional dentro de dicha carta.  Las aseguradoras contratan sus servicios o establecen acuerdos con clínicas o profesionales como parte de las garantías de las pólizas de salud.

A diferencia del seguro de reembolso, el asegurado elige el profesional de su preferencia y la compañía de seguros reintegra parte de los costos.  En el seguro de asistencia sanitaria, el asegurado puede elegir el profesional dentro de los que ofrece la aseguradora.

Aclarado este punto (pues muchas veces se dice que en el seguro de reembolso el asegurado “no puede elegir” cuando en realidad, su elección está sólo limitada por los costos a asumir por el asegurado) digamos que este tipo de seguros también admite distintas modalidades que varían en el nivel de cobertura. 

Está claro que, a mayor cobertura, más costo de la prima; pero para decidir no hay que guiarse sólo por el factor económico sino sobre las necesidades reales del beneficiario y su familia. Por ejemplo, son diferentes las necesidades (y por lo tanto el seguro a contratar) de una persona que vive sola o una familia con niños pequeños, y también hay que considerar el estado de salud general, enfermedades preexistentes y muchos otros factores.

Los tipos de seguros de cuadro médico son:

Con o sin copago: es una suma que se debe pagar por cada servicio que se utiliza del seguro; los seguros con copago tienen una prima más baja.  Son convenientes para quienes no deben utilizar regularmente un servicio.

Con instituciones propias o concertadas: algunas aseguradoras disponen de una amplia red de instituciones sanitarias propias, otras, para reducir costos, brindan la cobertura a través de centros médicos concertados.

Qué ofrece el mercado

Las variantes de los seguros privados de salud de cuadro médico son muy amplias.  Nuestra recomendación es analizar a fondo el cuadro médico, para saber  con qué centros de salud y profesionales cuentas cerca de tu domicilio y así evitar desagradables sorpresas en el futuro.

Asisa: ofrece un equipo médico con más más de 1.000 puntos de asistencia concertados; Allianz, cuadro médico conertado; Sanitas cuenta con una red de hospitales propios, centros médicos y centros de bienestar.

Nuestra recomendación, como siempre: comparar, analizar y leer cuidadosamente la póliza antes de firmar.  ¡Tu salud es demasiado importante como para dejar nada librado al azar!

Volver