Te llamamos gratis

Las aseguradoras son las que ofrecen mayor diversidad de productos a la hora de ahorrar para la jubilación

02/09/2018

Sialp, rentas vitalicias, gestión pasiva, Ahorro 5, PPA o “unit linked” son propuestas que forman parte de la diversidad de productos ofrecidos por las aseguradoras, que encabezan las preferencias del público a la hora de ahorrar para complementar la pensión pública frente a las propuestas más tradicionales del sector bancario.

Los planes individuales tradicionales tienen un rendimiento bastante modesto, que se encuentra en el 2,4% a 10 años y 3,6% a 25 años, por lo que, considerando que la expectativa de vida actual en España es de 82,8 años, la necesidad de ahorrar de alguna manera para complementar la jubilación se hace cada vez más evidente.

La entrada de las aseguradoras en los productos de ahorro e inversión ha diversificado las propuestas y casi todos pueden encontrar un producto adecuado a sus necesidades y posibilidades.

Por ejemplo los planes Ahorro 5, o Sialp, es decir, seguro individual de ahorro a largo plazo, garantizan el 85% de la inversión y si no se tocan los fondos durante 5 años, se pueden obtener beneficios fiscales.

Un esquema similar tienen los PIAS o planes individuales de ahorro sistemático. Son seguros de ahorro cuyos rendimientos están exentos de tributación siempre que se haya mantenido la inversión al menos cinco años. Tienen un tope de aportes anuales y de total acumulado.

La mayoría de estos productos tienen deducciones fiscales que se producen en el momento del rescate, sin embargo en el caso de los PPA o planes de previsión asegurados éstas pueden realizarse cuando se aportan fondos, lo cual puede aliviar la declaración de la renta.

Además de los planes de ahorro están los productos de inversión, tradicionalmente ligados a los bancos pero en los que han comenzado a incursionar las compañías de seguros con sus “unit linked”. Son seguros de ahorro e inversión vinculados a una cesta de fondos. El tomador asume el riesgo de la inversión; no están garantizados y se puede perder dinero, pero se pueden rescatar en forma de renta vitalicia en cualquier momento.

Otro producto por el que el sector asegurador apuesta con firmeza son las rentas vitalicias. Proponen optimizar el ahorro para garantizar un ingreso fijo hasta el fallecimiento, con el respaldo de un elemento patrimonial como segunda vivienda, fondos de Inversión o acciones.

Volver