Cada vez más aseguradoras cubren medicinas alternativas

31/07/2018

Mientras se discute la eficacia de estos procedimientos o si aumenta o no el número de sus seguidores, lo cierto es que cada vez más aseguradoras incluyen este tipo de servicios entre sus prestaciones de salud. De hecho, la OMS ha aceptado la existencia de estas medicinas como complemento de la medicina tradicional. Qué debe saber el usuario.

La medicina natural se basa en el uso de preparados naturales y procedimientos alternativos para la atención de distintos problemas de salud. Las compañías aseguradoras han comenzado a incluir algunas de las más utilizadas como homeopatía, quiropraxia, acupuntura, reflexología y mesoterapia dentro de su cobertura, y también osteopatía o medicina naturista.

Debido a la legislación vigente y que en muchos casos estas prácticas han sido consideradas como “seudociencias”, la mayoría de las aseguradoras no incluye estos productos dentro de su cobertura básica sino como un servicio adicional o “premium” con un coste extra que puede incluir el reembolso de gastos y materiales, o la cobertura de un número limitado de sesiones o productos.

Es cierto que existe confusión al respecto. Por ejemplo, mientras que Seguros Bilbao ofrece acupuntura y homeopatía dentro de su cobertura básica, otras compañías como Santalucía, Generali y Caser especifican que excluyen de su cobertura terapias no avaladas científicamente. Sin embargo, la cobertura de diferentes terapias alternativas va en aumento. Una investigación realizada por Santiago Campillo informó las compañías que incluyen medicinas alternativas entre sus prestaciones: Vidacaixa Mapfre Grupo Mutua Madrileña Zurich Allianz Grupo Catalana Occidente AXA BBVA Seguros Sanitas Asisa Ocaso Reale Grupo DKV Seguros No los incluyen: Santalucía, Generali y Caser. No especifican: Santander, Grupo IberCaja, Línea Directa y Grupo Liberty.

Desde el punto de vista del usuario, es importante antes de contratar el seguro saber si estos productos están o no incluidos dentro de la cobertura básica, más allá de que se los vaya o no a utilizar en un futuro.

Por otra parte, antes de recurrir a alguno de estos servicios, es necesario consultar con el médico. Algunas terapias como el yoga, mesoterapia y osteopatía ya están siendo recomendadas por profesionales, mientras que la ingestión de cualquier sustancia debe ser supervisada por un especialista.

En el caso de la homeopatía es recomendable informarse muy bien con la compañía de seguros. La venta de medicamentos homeopáticos en España es legal desde 1994 y desde 2009 la Organización Médica Colegial ha reconocido a la homeopatía como acto médico, exigiendo los mismos requisitos científicos y éticos que para cualquier otra actividad médica.

Según una investigación de la Universidad de Zaragoza el 33% de los españoles ha utilizado alguna vez la homeopatía y el 27% la utiliza regularmente, mientras que miles de profesionales indican la homeopatía como tratamiento único o complementario.

Volver